RUTAS VERDES FORMENTERA

Formentera es una isla llena de rutas verdes donde puedes mantenerte en contacto directo con la naturaleza.

mapa rutas verdes formentera

Formentera es una isla tan hermosa que no necesita adornos especiales para ser fascinante. Su belleza endémica, dada por su territorio y por su mar, siempre lo ha convertido en un destino privilegiado para cualquiera que busque un lugar auténtico y virgen.

Para vivirla a fondo y entrar en estrecho contacto con la naturaleza, el Consell Insular de Formentera ha creado una red de 20 rutas verdes que le permitirán descubrir la isla desde múltiples puntos de vista. Estos son varios caminos diseminados por toda la isla, por un total de más de 40 km; si lo haces a pie o en bicicleta, estos senderos te harán olvidar el desgaste de la vida moderna y una sensación de bienestar envolverá tu cuerpo y tu alma.

La mayoría de estas rutas se han desarrollado utilizando los viejos caminos rurales y son perfectamente transitables sin miedo a perderse; son especialmente útiles para quienes desean recorrer caminos alternativos a las carreteras principales.

A lo largo de estas rutas se encontrarán zonas agrícolas de viñedos, dunas y pinares declaradas áreas naturales de especial relevancia, panorámicas sobre el puerto de La Savina, pintorescas calas y playas, zonas de interés arquitectónico (verá las “fincas”, las casas típicas de los autóctonos) y en general zonas vírgenes sin ningún asentamiento. Envueltos en los perfumes de la naturaleza y su aura mágica, comprenderán por qué esta isla roba el corazón de cualquiera que la visite.

He aquí en detalle las 20 rutas verdes de Formentera completos de descripción y mapa.

Camì de S’Estany: este recorrido, de unos 4500 metros de largo, se puede recorrer a pie o en bicicleta. Partiendo del puerto de La Savina, hay que ir hacia Es Pujols bordeando el Estany Pudent, uno de los dos lagos (no balneables) presentes en Formentera. Esta ruta verde es muy recomendable para los amantes de la observación de aves, de hecho, podrás admirar numerosas especies de aves como gaviotas, patos o los elegantes flamencos. También bordeará las salinas en desuso, que antes de la llegada del turismo de masas representaban la actividad más importante de la isla. Entre las cosas que hay que ver en Formentera, ¡no pueden faltar las salinas de coloración rosa!

Justo antes de llegar al final del sendero (que termina en la animada Es Pujols, centro turístico por excelencia) se puede hacer un breve desvío a la izquierda, hacia Sant Francesc Xavier: aquí se puede visitar el dolmen de Ca Na Costa, uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de Formentera.

Camì de Ses Vinyes: este circuito muy bonito y sugestivo parte de Es Pujols y permite llegar a la localidad de Sant Ferran a través de una ruta alternativa a la carretera principal. Pasará por zonas agrícolas llenas de viñedos (de ahí el nombre del camino) y se encontrará con una área rural rica en historia. Con solo 1300 metros de largo, permite admirar, de cerca, viñedos centenarios pertenecientes a familias locales.

En efecto, la tradición vinícola tiene una larga historia aquí en la isla y el vino producido es de excelente calidad: lo que hace especial a estos viñedos reside precisamente en su condición de “aislamiento”. Cuando, en las últimas décadas del siglo XIX, la filoxera hizo su aparición en campos de toda Europa, Formentera siguió siendo una de las pocas tierras no contaminadas por este parásito mortal; su ser «isla» por lo tanto la salvó. Es por eso que el vino de Formentera es uno de los productos más preciosos con un sabor auténtico y genuino.

Camì de Ses Illetes: se encuentra dentro del Parque Natural de Ses Salines y lleva a las playas más famosas de Formentera, como las de Ses Illetes, Llevant y Es Cavall d’en Borras. Bordeando las famosas salinas, ahora en desuso, atravesaréis dunas y bosques de pinos de extraordinaria belleza. Entre las numerosas rutas verdes en la isla, esto no se puede perder. Con solo 1900 metros de largo, contiene uno de los tramos más sugerentes de toda la isla.

Camì Vell de la Mola: se recomienda el uso de la bicicleta para esta ruta de 3000 metros de largo. Es una carretera asfaltada que conecta Sant Ferran con el área de Ca Marì (es la parte occidental de Playa de Migjorn). Se encuentra en una zona muy tranquila de la isla, entre campos y vegetación característica, te sumergirás en el matorral mediterráneo más auténtico; durante el trayecto, también tendrá la oportunidad de ver un antiguo molino, precisamente el Molì d’en Tauet. A través de este itinerario observará cómo la vida fluye plácidamente por el interior de esta magnífica isla.

Camì de Porto-Salè: este camino es una ruta alternativa desde la principal que conduce desde la capital de la isla, Sant Francesc Xavier, hasta Porto Salè. Tiene 2000 metros de largo y se puede recorrer a pie o en bicicleta.

Camì de Dalt de Porto-Salè: es la carretera asfaltada que une Sant Francesc Xavier con la carretera que va hacia Porto Salè. Este circuito tiene la ventaja de tener unas vistas maravillosas en todas las direcciones de la isla. Además, a lo largo del recorrido se encuentra otro molino, el Molì de Sa Mirada. Largo 2500 metros es transitable tanto a pie como en bicicleta.

Camì de S’Estany des Peix: este itinerario bordea el Estany des Peix, una pequeña laguna con agua salada. A menudo se confunde con un lago, pero es una ensenada con una desembocadura estrecha y poco profunda hacia el mar. Perteneciente al Parque Natural de Ses Salines, esta corta ruta de sólo 800 metros ofrece vistas panorámicas al puerto de La Savina. Se puede recorrer a pie o en bicicleta.

Camì d’Es Arenals: este circuito, que comienza en la bifurcación de la carretera principal que une La Savina con El Pilar de La Mola, llega hasta la playa de Es Arenals (es la zona oriental de Playa de Migjorn), una de las más bellas de Formentera. Cruzando una hermosa zona de pinares y dunas, literalmente te envolverá el intenso aroma de la vegetación circundante. Es uno de los circuitos verdes más cortos, de solo 1000 metros de largo, y se puede recorrer a pie o en bicicleta.

Camì de Sa Talaiassa: conecta el pequeño pueblo de El Pilar de la Mola con el punto más alto de la isla. Esta ruta pasa por una zona agrícola de gran belleza donde se pueden observar los numerosos muros de piedra seca (elemento icónico de la arquitectura rural de la isla) y varias “fincas”, las casas típicas de Formentera, dotadas de gruesas paredes capaces de aislar las altas temperaturas estivales y de conservar el calor durante los inviernos suaves. Tiene 2000 metros de largo y se puede recorrer a pie o en bicicleta, incluso si el último tramo solo se puede cubrir a pie.

Camì de Cala Saona: conecta Porto Salè con la magnífica playa de Cala Saona, la única de Formentera situada en una ensenada. Se pasa por una amplia zona rural. Tiene una longitud de 2500 metros y se puede ir a pie o en bicicleta.

Camì d’en Parracircuito que comienza en la bifurcación de la carretera principal que conduce a Cap de Barbaria y que atraviesa el área conocida como Can Parra, una de las zonas de Formentera donde la arquitectura popular está mejor preservada. En esta ruta se puede descubrir la parte más íntima y antigua de la isla con las típicas casas de piedra escondidas entre los bosques de pino. De 2300 metros de largo, el primer tramo está asfaltado y es posible recorrerlo tanto a pie como en bicicleta.

Camì des Capconecta la carretera que lleva a Cala Saona con la carretera hacia Cap de Barbaria y alterna partes asfaltadas con partes de tierra. Atravesará una zona rural con interesantes vistas panorámicas de Cala Saona, Sant Francesc y La Mola. Tiene 3000 metros de largo y se puede recorrer a pie o en bicicleta.

Camì de Sa Pedrera: es el camino que conduce a Punta de Sa Pedrera y tiene magníficas vistas de Estany des Peix y Can Marroig, así como vistas panorámicas de la isla de Ibiza y el islote de Es Vedrà. Tiene 2200 metros de largo y se puede recorrer a pie o en bicicleta.

Camì del Ram: este sendero comienza en el principio de la subida hacia La Mola y conduce a Es Ram (cerca de Caló Des Mort). Al final del camino se puede observar el espléndido panorama que mira hacia el territorio delantero. Mide 1.300 metros de largo y sólo se puede recorrer a pie.

Camì de Sa Cala: conecta El Pilar de la Mola con Sa Cala, zona de alto valor arqueológico formada por nueve sitios repartidos por los terrenos circundantes. Al llegar al destino, se puede admirar un magnífico panorama de toda la isla. Largo 2000 metros y transitable tanto a pie como en bicicleta.

Camì de Sa Pujada: este camino también se llama Camino Romano. Esta ruta conecta el pequeño pueblo de Es Calò con Es Mirador, un punto muy alto donde se puede tener una vista impresionante de la isla. La historia dice que esta fue la antigua ruta de ascenso utilizada para llegar a La Mola. Su nombre deriva del hecho de que el adoquín presente en algunas partes del sendero recuerda el pavimento histórico de la Via Appia Antica en Roma.

El recorrido permite adentrarse en la vegetación más densa y aquí, como nunca en otro lugar, os encontraréis en estrecho contacto con la naturaleza. De 1.500 metros de largo, sólo se puede recorrer a pie. Entre las varias rutas verdes de Formentera es probablemente una de las más queridas y frecuentadas.

Camì de Can Simonet: este circuito verde conduce a uno de los rincones más alejados de la amplia playa de Migjorn, concretamente en la zona de Ca Marì. Partiendo de Sant Ferran llegarás a la Torre des Pi des Català, una de las 5 torres defensivas presentes en Formentera.

De 1800 metros de largo, transitable tanto a pie como en bicicleta, ofrece no sólo hermosas vistas de toda la costa sur de la isla, sino también la posibilidad de visitar la torre (todos los sábados de 10 a 13 horas) recientemente restaurada por la arquitecta Marià Castelló Martínez.

camì des torrent fondo

Camì d’es Torrent Fondo: este sendero comienza por el camino que lleva al faro de La Mola y pasa cerca del Molì Vell, un antiguo molino de viento. Al final del paseo, de 2500 metros de largo, llegará al acantilado en la parte sur de la isla, en la zona de Punta Roja. Sólo hay que ir a pie.

Camì d’es Monestir: esta ruta verde comienza desde El Pilar de la Mola y cruza el área de Es Monestir. Pasará por una amplia zona rural y continuará hacia el norte. El camino tiene 2300 metros de largo y se puede recorrer a pie.

Camì de S’Estufador: este camino es el último de las 20 rutas verdes de Formentera. Conecta el centro habitado de La Mola con la zona de S’Estufador, llegando al acantilado al sur de Formentera. Pasando cerca de algunos molinos de viento, durante el recorrido encontrará un bosque de pinos y cerca del mar podrá admirar las características casetas de pescadores: construcciones particulares de madera que servían, y aún sirven, para conservar el barco, gracias también a rudimentarias pero eficientes vigas de madera que facilitan la entrada y la salida del medio. Tiene 3000 metros de largo y sólo se puede ir a pie.

«Un viaje se vive tres veces:

al soñarlo,

al vivirlo y

al recordarlo. «

DESCUENTOS

Compra online billetes de ferry Ibiza – Formentera y alquila moto o coche al precio más bajo de la web.
Puede aprovechar estos descuentos, incluso si no ha alquilado un alojamiento con nosotros.

Affitto Formentera - Appartamenti Es Pujols, Case e Ville
www.affittoformentera.com
  • it
  • en
  • fr
  • es
error: