EL PILAR DE LA MOLA

El Pilar de la Mola es un pequeño pueblo famoso por su faro y su mercadillo hippie.

El Pilar de la Mola es un pequeño pueblo ubicado en la parte oriental de la isla, a unos diez kilómetros de Sant Ferran. El único núcleo habitado de la zona de La Mola es el pueblecito de El Pilar, formado por unas treinta casas dispuestas entorno a la iglesia parroquial, un antiguo edificio del siglo XVIII.

El mercadillo hippie de La Mola

mercadillo hippie la mola

Concierto en el mercadillo de La Mola

El movimiento hippie invadió pacíficamente estas áreas entre los años sesenta y setenta. Aquí se reunieron jóvenes militares que regresaban de la guerra de Vietnam, chicos que huían de una California donde, la esencia de paz y amor fue gradualmente desmantelada por la llegada de los alucinógenos. Todos estaban unidos por un objetivo: la búsqueda de la paz interior en un lugar todavía virgen.

En ese momento, Formentera era salvaje y virgen, tanto que en diferentes partes de la isla, la electricidad llegó solo varios años después. Desde entonces, numerosas leyendas hablan de celebridades que habían elegido este paraíso terrenal como un «refugio» pero, a excepción de algunas fuentes acreditadas, muchas historias viven solo en el mito.

En cambio, un testimonio tangible de ese período es el mercadillo hippie que, en verano, tiene lugar dos veces por semana.
Horario mercadillo de La Mola: miércoles y domingos, desde las 4 de la tarde en adelante.

Evento imperdible para todos los turistas, será aquí donde podrá ver y comprar recuerdos hechos a mano por artesanos locales y veteranos hippies. Hay alrededor de cincuenta puestos y encontrará una amplia gama de joyas, bisutería, bolsos, pinturas, cerámicas, ropa y muchos productos creados con materiales naturales, desde madera hasta piedra, desde cuero hasta plata.

Durante su visita al mercadillo, muy probablemente asistirá a un espectáculo de algunos artistas locales: es una tradición que los grupos musicales se presenten en la pequeña plaza central. Es de destacar el revestimiento sobre el que cantan y bailan los artistas: un mosaico multicolor compone la imagen de una paloma, símbolo de la paz. También señalamos que el mercadillo de La Mola es mucho más rico que el de la noche en Es Pujols.

El Mirador

el mirador formentera

La hermosa vista desde el Mirador

Partiendo del pueblo de Es Calò, para llegar al pueblo de El Pilar de La Mola, viajará por una carretera evocadora y con curvas, inmersa en la vegetación; en las proximidades del famoso restaurante El Mirador, deténgase para admirar la isla desde una perspectiva única. De hecho, está en un punto de vista que difícilmente olvidará: El Mirador (de donde toma su nombre el restaurante homónimo ubicado en la curva).

Merece la pena visitarlo justo antes de llegar al mercadillo hippy. Este punto de vista le permitirá observar tanto las playas al norte (Ses Platgetes) como las ubicadas al sur (Playa de Migjorn). Para inmortalizar destellos únicos de nuestra querida isla, le sugerimos que se adentre sólo un poco en la espesa vegetación para que no cubra demasiado el paisaje.

El faro de La Mola

faro la mola formentera

El faro de La Mola

Otra de las atracciones de esta localidad es el faro (uno de los 3 de la isla). Situado sobre el acantilado de 200 metros de altitud, desde el que se puede disfrutar de una vista impresionante del mar. Para llegar allí, tendrá que seguir el camino de subida, dejar el pueblo y los campos atrás para finalmente llegar a su presencia. La atmósfera que respiras y las emociones que experimentarás no se pueden describir con palabras: déjate llevar por el viento, escucha los ruidos de las gaviotas y entenderás por qué este lugar tiene tanta magia.

Al lado del faro también hay una placa conmemorativa en honor al escritor Julio Verne, que ambientó aquí su novela «Héctor Servadac«, escrita en 1877 y que describe este lugar como “el fin del mundo”.

Después de haber contemplado tanta belleza, le recomendamos que se detenga en el bar Codice Luna, ubicado a pocos metros de distancia, donde podrá degustar embutidos y quesos de la zona y tomar un buen mojito frozen.

Al estar en el punto más oriental de Formentera, le sugerimos que venga a este lugar para admirar la salida del sol. El increíble espectáculo del amanecer, que se vivirá en este promontorio, no te hará arrepentirte del sueño perdido. El área del faro de La Mola es también un importante área natural y geológica.

Molí Vell

moli vell de la mola

El antiguo Molí Vell y la casita

Continuando más allá del pueblo de El Pilar de la Mola, girando a la derecha, se encontrará con Molí Vell, un antiguo molino de viento, usado para moler el trigo que se cultivaba en grandes cantidades en la isla. El antiguo nombre de Formentera era, de hecho, Frumentaria, que en latín significa «perteneciente al trigo». De los 7 molinos construidos en la isla, este es el mejor conservado gracias a la restauración patrocinada por el Consell Insular. Todavía hoy está guardado por un miembro de la familia que lo ha manejado durante muchas generaciones.

Fue construido hace más de dos siglos, precisamente en 1778, período en el que la isla comenzaba a ser repoblada después de varios años de abandono. Esto es el único molino en las islas Pitiusas, a saber, Ibiza y Formentera, que todavía tiene la cualificación de estado de funcionamiento. Se usó hasta 1956. La leyenda dice que en 1968 Bob Dylan alquiló la casita al lado del Molí Vell.

En los meses de verano, puede visitar este precioso molino de lunes a sábado de 9:30 a 13:30. Puedes entrar y acceder al piso superior para ver los engranajes y el funcionamiento.

Restaurantes en El Pilar de la Mola

En esta zona hay algunos de los mejores restaurantes de Formentera. Desde Es Calò, el primero que encontrerá es el restaurante Caterina, ubicado en un lugar muy especial: un jardín decorado con una iluminación suave, combinado con un servicio excelente, hace de este restaurante una parada obligada para quienes visitan la isla. O, continuando la carretera, se encontrará S’Eufabi con su auténtica cocina española, seguida inmediatamente por el restaurante El Mirador: situado en la curva del magnífico mirador, se recomienda para aquellos que, además del paladar, también quieran deleitar la vista. En el corazón de El Pilar de la Mola, sin embargo, recomendamos Can Toni, que te cautivará con sus tradicionales tapas españolas.

En conclusión, podemos decir que El Pilar de la Mola es sin duda uno de los lugares más tranquilos de la isla, dada su distancia de los principales centros turísticos y las playas más populares.

El 24 de junio en El Pilar de la Mola tiene lugar la fiesta de Sant Joan con sus tradicionales hogueras, mientras que el 12 de octubre se celebra la fiesta de Nuestra Señora del Pilar.

«Un viaje se vive tres veces:

al soñarlo,

al vivirlo y

al recordarlo. «

CÓDIGO PROMOCIONAL

Reservá utilizando el código promocional ESTATE123 y ahorra con nuestros socios. El código es válido para TODOS . Puede utilizar los descuentos aunque no pudimos encontrar el alojamiento mejor para ti.

Affitto Formentera - Appartamenti Es Pujols, Case e Ville
www.affittoformentera.com
  • it
  • en
  • fr
  • es